CódIgos de descuentos y regalos AQUÍ ¡No te los pierdas!

¿POR QUÉ ESCOGER UNA BICICLETA ELÉCTRICA?

 

 

Desde pequeños estamos acostumbrados a imaginar los paseos en bicicleta con aquella que hemos usado toda la vida. Muchos al igual que yo, quizás hasta recordáis vuestra primera BH con mucho cariño, la que te hacía sentir la persona más libre del mundo. Una bicicleta convencional, fácil de arreglar, con un chasis sencillo, dos ruedas, frenos que acababan haciendo ruido y un cómodo manillar decorado con el timbre más usado del barrio.

A día de hoy el extenso uso de la bicicleta va más allá que para hacer recados de cortos recorridos, o para simplemente hacer un agradable paseo. Éste se ha extendido tanto que la industria de la bicicleta se ha adaptado para poder ofrecernos un abanico infinito de posibilidades en base a nuestras necesidades o aficiones.

 

En el momento en el que queremos o necesitamos comprar una bicicleta, nos encontramos con varios factores a decidir para elegir nuestro modelo perfecto de bicicleta (en los cuales hoy no voy a enfocarme) y entre estos muchos, una gran pregunta empieza a aparecer entre muchos de nosotros…
 

¡¿Quiero que mi bicicleta sea eléctrica?!
 

Evidentemente esta es una decisión muy personal y dependiendo de cuál sea nuestro objetivo de uso, valoraremos que bicicleta nos conviene más.

Si no tenéis claros los beneficios que aporta una bicicleta eléctrica, os ofrezco una selección de los motivos positivos que más me gustan en la elección de este vehículo:

  • Sustituye el transporte por ciudad reduciendo así las emisiones de CO2.

Y aun siendo ésta una de mis razones preferidas, no nos engañemos… esto nos ahorrará dinero en gasolina ¡y sobre todo tiempo! muuuucho tiempo y estrés urbano en tráfico, atascos y búsqueda de parking.
…Y ya sabéis: el tiempo es oro!

  • Si la usas como transporte, la ayuda del motor eléctrico te llevará a tu destino fresco como una rosa: sin cansancio alguno y sin quererte cambiar de ropa por el sudor.
  • Te llevará a iniciar una nueva actividad en bicicleta al aire libre o acompañar en excursiones a esos amigos que llevan mucho tiempo entrenando y tienen mucho fondo físico. ¡Que nada impida que realices esas fantásticas excursiones de largo recorrido o de montaña y gozar la aventura! 
  • Aun no siendo este un punto a añadir, quiero hacer hincapié en que el uso de la bicicleta eléctrica no es para perezosos. ¡Todo lo contrario! La asistencia eléctrica la eliges cuando quieras o la necesites, tu escoges cuando echar toda la carne al asador y cuando necesitas un pequeño apoyo en la marcha.

 

Y algunos quizás os estaréis preguntando… ¿cómo funciona una bicicleta eléctrica?

 

 

 
 

¿COMO FUNCIONA UNA BICICLETA ELECTRICA?

 

Una bicicleta eléctrica es una bicicleta convencional que posee instalado un sistema eléctrico. Las partes más importantes en las que estamos interesados para saber cómo funciona una bicicleta eléctrica son:  

Un MOTOR encargado de darle el empuje a la bicicleta, una BATERÍA que alimenta al motor y que hemos de recargar como la de un móvil, una PANTALLA donde poder acceder a la información del sistema eléctrico (velocidad, kilómetros, nivel de ayuda, etc…) y desde donde se enciende o se apaga la ayuda eléctrica.


El motor de la bicicleta será el encargado de ayudarnos para que nos suponga poco o ningún esfuerzo el pedalear, y es por ello que estas bicis son también conocidas como bicicletas de pedaleo asistido (o pedelec). El motor no activa su marcha con un botón de encendido y apagado o se le da más o menos gas como a una moto; sino que se activa únicamente cuando nosotros pedaleamos. En resumidas cuentas, el giro del pedal será el “botón de encendido” a la marcha.

Si queremos que el motor siga funcionando, debemos seguir pedaleando, en el momento que dejamos de pedalear, el motor se parará y dejará de ejercer la ayuda al avance de la bicicleta.

El motor se define por:

- Potencia o la cantidad de vatios (W) siendo el más común de 250W

- Donde está instalado:
        Motor delantero (en la rueda delantera)
        Motor trasero (en la rueda de atrás)
        Motor central (en el eje de los pedales)

*Me gustaría desarrollar este capítulo más adelante, ya que es bastante interesante 😉


La batería es la encargada de alimentar al motor. Como cualquier otro dispositivo electrónico, la batería es la que almacena la energía eléctrica y le da vida a tu aparato o en este caso a tu bicicleta, durante un periodo de tiempo. Las baterías son las que definen la autonomía de la bicicleta, o el kilometraje disponible que permitan recorrer.

 ¿Y cuánto tiempo dura la batería?

Pues esta es la gran pregunta que mucha gente se hace y un capítulo entero del que podríamos hablar ¡y lo haremos! Para resumir, la duración de la batería será en base a dos factores: 

  • La potencia de la batería que escojamos, medida en amperios (Ah).
  • El uso que se le da a la bicicleta eléctrica:

La batería funciona igual que nosotros: cuanto más esfuerzo hacemos, más nos cansamos y menos duramos. La batería y su autonomía también dependerá de lo que hagamos trabajar a nuestra bicicleta, a más demanda (velocidad, nivel de asistencia, pendientes, peso soportado…)  más energía consumida y menos autonomía tendrá.

Pero para que os hagáis una idea, una bicicleta de ciudad normalita, puede tener unos 40km de autonomía.

 

Y por último la pantalla de la bicicleta, que me gusta considerarla como el cerebro o el centro de operaciones de la bicicleta. Hay pantallas (o display) más completos que otros o de más fácil uso que otros, pero todos ejercen la misma función: 

  • Controla las funciones del sistema eléctrico:

- Encendido y apagado del sistema.

- Elegir en nivel de asistencia al pedaleo. En cada nivel de asistencia (varía según la bicicleta, siendo lo más común 5 niveles) el motor ayudará más o menos al pedaleo.

- Encendido y apagado de luces, etc,..          

  • Almacena toda la información de la bicicleta eléctrica: kilómetros recorridos totales y por trayecto, velocidad, nivel de batería… información a la que estamos acostumbrados a ver en el salpicadero del coche. 

 

En resumidas cuentas, el manejo de una bicicleta eléctrica es tan sencillo como el de una bicicleta convencional. Te montas en tu bicicleta y enciendes el sistema eléctrico únicamente cuando te apetece, y cuando lo hagas, notarás que en cuanto des la primera pedalada, parece que alguien está suavemente empujando desde atrás para que no te suponga ningún esfuerzo... igual que cuando te enseñaron a montar tu primera bicicleta BH y no querían que te cansaras.

 

 

TIENDA DE BICICLETAS ELECTRICA ELECTRICABIKE

 


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published